Las Mejores Peliculas De Ciencia Ficcion De Todos Los Tiempos

Solo él sería capaz de hacernos, como a la pequeña Drew Barrymore de la foto, querer dar un beso de despedida al cute y extremadamente feo extraterrestre. El creador de Robocop e Instinto básico siempre tuvo a bien mezclar tecnología y carnalidad. Esta apasionante cinta de Arnold Schwarzenegger, basada en un relato de Phillip K. Dick, nos lleva a un distópico Marte, que es algo así como la parte para adultos de la cantina de la Guerra de las Galaxias. Más allá de la mujer con tres pechos, nos queda una aventura onírica, entre la realidad y la paranoia que es tan entretenida como inteligente, algo que pueden decir pocas. La cinta transcurre en el año 1985, una época en la que el joven Marty McFly lleva una existencia anónima con su novia Jennifer.

las mejores peliculas de ciencia ficcion de todos los tiempos

Quien no conozca el célebre final de esta película tiene un grave problema pero también mucha suerte. Charlton Heston aparece en un planeta donde los simios controlan a los humanos y digamos que le cuesta aceptar la situación. Podríamos decir que el clásico anime de Mamoru Oshii es algo así como el Blade Runner del anime.

Películas Recientes De Ciencia Ficción Que Serán Clásicos En El Futuro

Terminada la serie, sus protagonistas se dedican a exhibirse por convenciones y programas especiales. Lo que ignoran es que una raza alienígena, los Thermians, captaban la serie creyendo que se trataba de un documento histórico. Por eso, deciden secuestrar a los viejos actores para que les ayuden a derrotar al perverso Roth’h’ar Sarris. Divertida comedia a mayor gloria de Tim Allen, con una encantadora Sigourney Weaver.

Escalofriante cinta, y cada una de las que completan la saga, que hace reflexionar sobre la paradoja del tiempo. Magistral drama con toques irónicos y de humor negro, que toca la alienación del ser humano por represión de sus instintos más básicos. Una aproximación a lo que podría ser un futuro alternativo en el que el ser humano necesita cercenar sus impulsos para lograr vivir en sociedad.

Black Friday: Bluetti Tira La Casa Por La Ventana Con Sus Baterías Con Descuentos De Hasta 600 Euros

El canadiense fue valiente y logró crear una secuela con vida propia que, por ejemplo para Tarantino, es mejor que la original. No llegaremos tan lejos pero, si la primera vivía del neón, la multitud, los rascacielos y los callejones; Blade Runner 2049 nos legó el vació del desierto y los espacios abiertos. Otra propuesta de disaster existencial que pocos comprendieron pero que se ganó un hueco en la historia del género. Eso sin dejar de ser una película eminentemente Terry Gilliam, con su crítica a la burocracia y la estupidez humana y su humor ruidoso y extravagante. Posee algunas de las imágenes icónicas del género y su relevancia ha quedado perfectamente demostrada en estos tiempos extraños que nos ha tocado vivir. Haciendo de la falta de sutileza una virtud absoluta, ‘Están vivos’ es una actualización de la filosofía paranoide del género en los años cincuenta en clave de crítica a la atroz política reaganiana de los ochenta.

Si prefieren pensar sobre las ventajas y desventajas de darle la espalda a la realidad, pasen también. Si lo suyo en la hipocresía del actor que se atreve a valorarse, adelante. Los intérpretes han vendido sus derechos de imagen a empresas que explotan sus avatares digitalizados mientras ellos viven de las rentas. Veinte años después, durante una convención en una realidad animada, se intentará dar un paso más. Pese a los molones exoesqueletos con los que cuenta el ejercito, la humanidad ha sido diezmada por una raza alienígena belicosa, la guerra parece perdida.

El physician Zarkov, un científico expulsado de la NASA, viaja en un cohete espacial con el joven jugador de rugby Flash Gordon y su amiga Dale Arden. Los tres intentarán salvar al planeta de la amenaza de Ming, el emperador del lejano reino Mongo, que ha lanzado una de sus lunas para que choque contra la Tierra. La adaptación del cómic de Alex Raymond se ha convertido en una película de culto (en ‘Ted’ dan fe con un gran homenaje).

Las 10 Mejores Películas De Ciencia Ficción Y Qué Dicen Los Científicos De Ellas

La cuarta entrega de la saga se vio lastrada por la falta de presupuesto y supuso el fin de la saga, hasta que varias décadas después se recuperó al personaje con desigual fortuna. Durante un viaje interestelar, un carguero espacial sufre una avería a causa de una tormenta de asteroides, viéndose obligado a efectuar un aterrizaje de emergencia en el que muere parte del pasaje. Un asesino muy peligroso, Riddick, que formaba parte de la carga, huye del lugar dejando a los supervivientes con dos preocupaciones, él y unas peligrosas criaturas nocturnas que salen a la superficie cuando los tres soles del planeta se oscurecen a causa de un eclipse. Película menor que tuvo buena taquilla y que dio lugar a dos secuelas, ‘Las crónicas de Riddick’ y la reciente ‘Riddick’. [newline]Una de las películas más taquilleras de la historia, ‘Independance Day’ consiguió revitalizar el subgénero de catástrofes al plantear un ataque extraterrestre al Planeta Tierra. Aquí, un soldado, un científico y el presidente de Estados Unidos idearán un plan para derrotar a los invasores. Will Smith se pone al servicio de la humanidad en este blockbuster del que ya se ha anunciado una continuación.

Sin embargo, el éxito de ‘Star Wars’ propició que los Broccoli decicieran llevar a Bond al espacio. Para ello se basaron en la novela corta ‘Moonraker’ de Ian Fleming aunque cambiaron bastante el guión con el objetivo de lograr este propósito. Este disparatado episodio de Bond en el espacio es uno de los más peculiares de la saga, convirtiéndolo en título de culto.

Cine

La NASA considera que la mejor manera de hacerle frente es reclutar a un equipo de perforadores de plantas petrolíferas para que se conviertan en astronautas y viajen hacia él. Una vez allí, deberán perforar el meteorito e introducir en él una bomba nuclear. Michael Bay dirige esta muestra de cine apocalíptico en la que Bruce Willis se hace con el protagonismo absoluto de la función. Los ochenta hicieron crecer el género a base de menos reflexión y más aventura, y no hay nada malo en ello.