Cómo Se Usan Las Bolas Chinas Y Conos Vaginales, Para Qué Sirven Y Sus Diferencias

Cuando realizamos una contracción del suelo pélvico, un ejercicio de Kegel, que te explico cómo realizarlos en otros vídeos, realizamos un cierre de los esfínteres, un cierre de los orificios perineales hacia dentro y hacia arriba. Te la voy a mostrar más cerca de la cámara para que veas esa bolita cómo vibra y esa bola cuando vibra, al vibrar esa bola es lo que va a producir la contracción de las paredes vaginales. De todas ellas te hablo en otros vídeos que puedes encontrar en este portal, pero en este vídeo nos vamos a centrar en las bolas chinas.

Son la versión más elegante y seductora de las esferas de la marca. Están inspiradas en las bolas Ben Wa, y responden a tus movimientos con sutiles vibraciones (39,90 €). Evidentemente, vamos a poder avanzar y meter cada vez más peso y poder llevarlo en el inside de la vagina con mayor facilidad.

Bolas Chinas: Instrucciones De Uso

Se recomienda el uso de un poco de lubricante de base acuosa o gel hidratante para hacer más cómoda su inserción. Una vez colocadas, ponte de pie y comienza a andar y a moverte. Hay mujeres que notan perfectamente cómo vibra la bolita dentro de la esfera que la contiene cuando se mueven llevándolas puestas. Cada bola china tiene a su vez dentro una bolita más pequeña que, con el movimiento de nuestro cuerpo, vibra dentro de la bola grande y contra las paredes de nuestra vagina.

El DIU está colocado dentro del útero, mientras que las bolas chinas las estamos introduciendo en la vagina. Primero tiramos un poquito del cordón, que normalmente queda fuera de la vagina, pero en caso de que esté dentro, tan sólo tendremos que introducir dos dedos un poquito y haciendo pinza agarrar el cordón y tirar de él suavemente hasta extraer la primera bola. Una vez hemos sacado la primera bola, no seguimos tirando del cordón, sino que tiramos de esa primera bola. En el momento de extraer la segunda, hacemos una pequeña dilatación de la entrada de la vagina (relajación del suelo pélvico), y tiramos suavemente de ella para sacarla.

Función Erótica:

Sin embargo, esta segunda bola no se mueve, es decir, al caminar no vamos a notar una estimulación mecánica, que sí se nota con la bola china. Sí, acepto recibir información sobre los beneficios, promociones y contenidos del Programa de Puntos de TENA Lady. Sí, acepto los términos y condiciones, la política de privacidad y protección de datos. Colocaremos un poco de lubricante en la punta de la primera bola y las introduciremos en la vagina en la postura que nos sea más cómoda, las dos bolas deben quedar detrás del músculo. Os parecerán muy grandes cuando las veáis, pero se introducen sin ningún problema.

Desmitificamos falsas creencias con una fisioterapeuta especialista en disfunciones del suelo pélvico, quien nos explica su utilidad real, cuándo es interesante darles uso y por qué. Este pack incluye cinco conos vaginales de igual tamaño, pero cuyo peso varía entre 5 y fifty five gramos y un estuche para guardarlos. Se deben usar 15 minutos dos veces al día e ir aumentando progresivamente el peso. También te voy a hablar de las diferencias importantes entre las bolas chinas y los conos vaginales y para ello vamos a utilizar una presentación hablándote de las características de cada uno de estos dispositivos. En este vídeo voy a hablarte de las bolas chinas y los conos vaginales.

Cómo Fortalecer El Suelo Pélvico Con Bolas Chinas

He leído y acepto la Política de Privacidad y consiento en el tratamiento de mis datos personales. Siempre lavaremos las bolas chinas, antes y después de cada uso, con productos farmacéuticos adecuados a tal fin, que evitan posibles infecciones y mantienen un pH óptimo. Este es uno de los temas que más preocupan a muchas mujeres cuando comienzan a usar las bolas.

El cordel queda en el exterior para poder tirar de él, cuando finalice el tratamiento. Se recomienda comenzar con poco peso e irlo aumentando de manera progresiva a medida que vayamos fortaleciendo el suelo pélvico. Si tan solo quieres aumentar el placer al tener relaciones sexuales, ese tiempo sería suficiente, pero cada dos o tres días. Conociendo ya las diferencias básicas, las bolas chinas lo que consiguen es aumentar nuestro tono muscular. Antes de explicar para qué sirven las bolas chinas es importante hacer una puntualización sobre qué son las bolas chinas.

Hay diferentes tipos, tamaños y pesos; algunas llevan una, dos o tres bolas… Para comenzar es mejor que sean de menor peso e ir ampliando si hace falta. Si elegimos unas muy pesadas al principio y la zona no está tonificada, correremos el riesgo de que se salgan. En cuanto al material, son mejores las de silicona médica e hipoalergénica, incluido el hilo. Las bolas chinas suelen estar disponibles en distintos tamaños y pesos para que podamos partir de bolas más pequeñas y con pesos más ligeros e ir pasando a otras más pesadas cuando nuestra musculatura del suelo pélvico se vaya tonificando.

Beneficios De Las Bolas Chinas

Es pronunciar las palabras “bolas chinas” en cualquier conversación y, puedo afirmar, sin estudio científico por medio, que tres de cada cuatro personas emitirán una risa nerviosa. Su consideración como juguete sexual cuando son en realidad un instrumento para mejorar nuestra salud corporal. No utilices unas bolas chinas o unos conos vaginales que puedan producir una irritación o que sean tóxicos. Vamos a fortalecerlos aún más con las bolas chinas o los conos vaginales.

Se introducen las bolas en el interior de la vagina, dejando el cordel fuera como si fuese un tampón. Parece demostrado que el uso continuado de bolas chinas aporta beneficios a las mujeres adultas y sanas que las usan, ya que ayudan en gran medida a mejorar el tono de los músculos del suelo pélvico, aumentar la irrigación sanguínea y a mejorar la lubricación natural de la vagina. De esta manera, con su uso continuado en el tiempo lograremos una mejoría considerable en la calidad de las relaciones sexuales. Según las indicaciones de los profesionales El tiempo de uso recomendado de las bolas chinas de farmacia es de 30 minutos diarios, distribuidos en 15 minutos dos veces al día, y se empieza a notar una mejoría del tono muscular a las 2 ó three semanas. La mayoría de las mujeres recupera el tono en la musculatura del suelo pélvico entre las 6 semanas y los 3 meses. “Las bolas chinas nos ayudan a mantener en buen estado nuestro suelo pélvico, ya que gracias a ellas podemos mejorar el tono de base, o lo que es lo mismo, la contracción mínima permanente de los músculos en estado de reposo”, señala Valiente.

Consultaremos a nuestro ginecólog@ sobre cuándo podemos utilizarlas. Por norma common, no se recomienda su uso salvo que nos lo recomiende el ginecólog@. En este caso siempre habremos de poner especial cuidado de las normas de higiene. Tras una cirugía genitourinaria, se recomienda esperar entre seis semanas y dos meses antes de utilizarlas. Podemos acompañar las bolas con la realización de ejercicios de Kegel, como los que detallamos en la siguiente ilustración. Lo primero que debemos hacer antes y después de su uso es lavarlas con agua tibia y jabón neutro.